Pipetas para mascotas

Pipetas, aprende a diferenciarlas

Las pipetas son el sistema más utilizado para luchar contra las pulgas y las garrapatas, especialmente ahora que llega la primavera. Ante la gran cantidad de ofertas que vemos en clínicas veterinarias e incluso en supermercados cuando comienza la temporada de las pulgas e insectos, no viene mal repasar los tipos de pipetas que hay y sus principales características.

Pipetas insecticidas simples: Son pipetas elaboradas con productos naturales, como la citronela, que repelen a los insectos. No protegen contra las pulgas ni contra las garrapatas. Son las únicas que encontrarás a la venta en supermercados y no debes de confundirlas con las pipetas veterinarias que sí protegen contra las pulgas.

Pipetas para pulgas y garrapatas: Son las pipetas más habituales, las que normalmente se utilizan al llegar la primavera para prevenir la aparición de pulgas. Y hablamos de prevenir, porque estas pipetas son muchísimos más eficaces si se usan antes de que aparezcan las pulgas.

Además de proteger al animal también protegen la casa, ya que evitan que las pulgas puedan poner sus huevos en sofás o alfombras. Se venden en tiendas de animales y en clínicas.

Pipetas para desparasitar por dentro y por fuera: Son las más completas de todas y evitan tener que darle al animal una pastilla para los parásitos internos, por lo que es una opción perfecta para aquellos animales a los cuales es casi imposible darles un tratamiento oral porque detectan la pastilla incluso dentro de su chuche favorita.

Son las más caras, pero también son las más completas y por eso las más recomendables. Siempre hay que asegurarse de que el animal no sea alérgico a ninguno de los componentes de la pipeta, ya que al ser más completas siempre hay más posibilidades de reacción.

Se venden exclusivamente en tiendas especializadas en productos para mascotas y en clínicas veterinarias.

Alergia a las pipetas

Algunos perros y gatos pueden presentar reacciones alérgicas a algunas pipetas. Generalmente no se trata de nada grave, más bien una reacción tópica: el animal pierde el pelo donde ha caído el líquido de la pipeta, presenta irritación en la piel y puede llegar a tener una costra, especialmente si se rasca.

Cuando esto pasa el tratamiento suele ser aplicarle alguna cremita para que le alivie el escozor y a partir de ahí, anotar la pipeta que se ha utilizado para que el veterinario la tenga en cuenta y recomiende otra que pueda no causar esta misma reacción.

0 Comentarios a "Pipetas para mascotas"

Deja tu comentario