Gatos persas

Descubre el encanto de los gatos persas

Los gatos persas son terriblemente seductores, su largo y sedoso pelaje te produce al momento el irresistible deseo de abrazarlos y acariciarlos y su cara, con un cierto gesto de altivez, es realmente simpática a los ojos de la mayoría de los amantes de los mininos.

Pero al tratarse de una raza muy deseada y por la que se pagan precios bastante elevados, es normal que aparezcan las estafas. No todo lo que se ofrece como un gato persa lo es realmente y si bien sabemos que al final querremos al gato independientemente de su pedigrí, si vamos a pagar por un gato de raza es normal que queramos asegurarnos de que se nos da exactamente eso.

Por eso, el primer paso para comprar un gato de raza es recurrir a un criador de prestigio o, en su defecto, a una tienda de animales en la que nos puedan ofrecer todas las garantías no solo de que el animal es de raza pura, sino también de que no procede del comercio ilegal.

Características de la raza

Curiosamente, la mayoría de los gatos persas que hay actualmente ya no proceden de los originarios gatos persas, sino de los gatos turcos de angora. Se caracterizan por su pelaje largo y por su cara plana y muy ancha.

Son gatos grandes y muy tranquilos, por lo que resultan ideales como gatos de compañía. Les gusta la compañía de la gente pero no son tan nerviosos como otros mininos disfrutando enormemente de largas tardes de sofá. Esa inactividad hace que en muchas ocasiones acaben padeciendo sobrepeso, por lo que se les debe de dar dieta especial, sobre todo si han sido esterilizados.

Son gatos para tener en casa y dado que llevan tantos siglos viviendo con el hombre han perdido totalmente su instinto de supervivencia salvaje, por lo que no sobreviven si se les abandona en la calle.

El punto débil de los gatos persas está en los riñones siendo propensos a la aparición de quistes que si no se detectan a tiempo pueden causar la muerte del animal. Se calcula que cuatro de cada diez gatos persas llegan a padecer este problema que se puede controlar perfectamente con el tratamiento adecuado.

Es muy importante peinar a estos gatos cada día, ya que si se les enreda el pelo puede ser complicado volver a peinarlo sin pasar por sesión de lavado previo, lo que no es muy sencillo con la mayoría de los felinos.

0 Comentarios a "Gatos persas"

Deja tu comentario