Paloma mensajera antigua magaña

Columba livia domestica

Nombre común / Nombre científico

El nombre común es Paloma mensajera antigua magaña, y el nombre científico es Columba livia domestica.

Descripción

La denominación magaña se deriva de la membrana semipalida que circunda el ojo y desciende hasta el ángulo que forman las dos válvulas del pico, formando casi solución de continuidad en las comisuras de dichos ángulos y en la membrana o mucosa de la boca. Como es además del color de las legañas (producto fisiológico del ojo, que en lengua lemosina se denomina magañas) y como el origen de esta raza de palomas es del país en donde se ha hablado el dialecto lemosin –Valencia- parece que desde muy antiguo se le dio este nombre.

 

Origen de la raza

Tenemos mucho escuchado sobre esta paloma y su historia relacionada con nuestras Buchonas.

Su origen supuestamente esta ligado a un palomo llegado de oriente, concordando la mayoría fiable sobre un antiguo mensajero Persa o mensajero de Bagdad, muy popular en el mediterráneo desde hace miles de años, este mensajero esta también relacionado con el Palomo Barb y el Carrier Inglés.

No cabe duda que todas nuestras Buchonas carunculadas y con ribetes tienen un pasado en común con un tipo de paloma de estas características.

La Magaña es la que se lleva los meritos mas cercanos, pues fue una mensajera muy común en la región de Valencia y Barcelona hasta entrado el siglo XX y lentamente reemplazada por los mensajeros Belgas.

Sobre la historia escrita y plasmada en estos últimos 80 años, nos remite que el tipo de Buchonas con carunculas y ribetes llegaban a otras partes de España desde Valencia, de ahí que se llamó a este tipo de Palomas Buchonas Valencianas.

Estas, sin una morfología estandarizada y diferentes rasgos proporcionados por los aficionados que las cultivaron a su gusto y necesidades fueron ganando la geografía Española, fundiéndose en un crisol con ejemplares cultivados en cada región, formando hoy algunas conocidas Razas, supongo, para trasmitir o mejorar el rasgo característico de este tipo de Buchonas Valencianas, su innato instinto seductivo comúnmente llamado instinto ladrón, o su vuelo, tamaño o el aspecto enreciado de sus carunculas y ribetes. Dos ejemplares de Paloma Magaña, el primero un macho, de los años 1930-1940, de color ahumado, el color más común en este tipo de palomas, con ribetes y carunculas de color pálido blancuzco, factor ligado al color negro. 

El siguiente, un macho blanco, de los años 1960, un poco más estilizado y con clara evidencia de una selección mejorativa y sobre todo su color, ligado a la cría en familias, dado que el blanco es también portador del factor negro, testimonio de un trabajo selectivo en un circulo mas reducido al contar con menos ejemplares al ir desapareciendo la afición a este tipo de palomas.

 

Alimentación

Al igual que la mayoría de las palomas domesticas, la paloma mensajera magaña se alimenta de una amplia variedad de semillas y cereales. En la actualidad existen en el mercado multitud de marcas que ofrecen mezclas de semillas y piensos compuestos adaptados a las necesidades de este tipo de palomas dependiendo de su actividad física. 

 

Reproducción

Para conseguir una correcta reproducción y mantenimiento de la raza se deben seguir ciertos criterios a la hora de elegir los ejemplares que se van a destinar a la cría.

Se debe seleccionar un macho y una hembra que no tengan defectos que puedan desmejorar a la raza. Juntarlos en una jaula pequeña de unas medidas aporximadas de 50x50x50cm. hasta que muestren señales de apareamiento, indicadores de ello son: hembra en el nido, macho que corretea a la hembra y el que ambos se acaricien. Una vez se dan esos factores debemos colocar a la hembra en el nido del macho, debiendo tomar en cuenta que el macho tiene su nido para toda la vida y en lo posible éste no debe ser cambiado.

A los 8 días de aparearse ocurre la puesta que estsa suele ser de dos huevos y a los 18 días nacen los pichones con un intervalo de uno o dos días entre ellos.

Los pichones se deben anillar a los 8 días del nacimiento de la siguiente forma: Se introduce en el anillo los tres dedos delanteros y sé pasa el anillo quedando hacia atrás el dedo posterior, aun sujetado por el anillo y para sacarlo de esa posición se introduce por entre tarso y el dedo con un lápiz o algo semejante para liberar el dedo, quedando de esta manera el anillo en el tarso y no podrá sacarse hasta que muera.

A los 28 días de edad, los pichones suelen ser autosuficientes y se alimentan por si solos sin ninguna contemplación.

De los 30 a 35 días de edad los pichones deben ser capaces de empezar a salir por si sólos por la ventana del palomar, e ingresar al palomar a la hora que deseen.

 

Curiosidades

La paloma magaña es algo más grande que la azul de la estrella; viene a ser de un tipo de la raza belga de Lieja. Es de color neboliano muy oscuro, casi negra. El abdomen y lomo de color mate, con rayas azules a la parte media inferior de las alas, la cabeza algo alagada, las membranas de la nariz un poco pronunciadas. Es bastante alta y patas fuertes y resistentes; la parte interior de los muslos y las patas completamente despobladas. Los ejemplares más selectos tienen las doce últimas plumas de las alas o remeras de un color azul rojizo, y la cola azul oscuro. Es poco fecunda generalmente.

El cruce de la Azul de la Estrella y de la Magaña ha dado muy buenos resultados.

De las mensajeras de la raza Magaña y Azul de la Estrella, se obtienen ejemplares de clase superior en Valencia y su provincia.