Pez Ancistrus

Ancistrus dolichopterus

Nombre común / Nombre científico

El nombre común es Pez Ancistrus, y el nombre científico es Ancistrus dolichopterus.

Descripción

Este singular pez de biotopo amazónico, movimientos lentos, cuerpo aplanado casi triangular longitudinalmente, se encuentra adaptado para soportar corrientes rápidas por su capacidad de aferrarse a superficies con su boca y sus ganchos bajo su papada. Su gran y ancha cabeza con hocico subterminal inferior, le da un aspecto curvado hacia abajo. Tiene en su aleta dorsal 8 radios ramificados. El primer radio de las aletas es más robusto y fuerte a excepción de la aleta adiposa. Este pez presenta 5 placas entre su aleta dorsal y adiposa, dieciséis escudos en la zona lateroventral, su pedúnculo es corto pero robusto, los radios inferior y superior de su aleta caudal son prácticamente del mismo tamaño, y la espina pectoral le llega hasta la base de su aleta pélvica. Los radios duros de sus aletas presentan una espina, menos en la aleta adiposa y caudal. Presenta odontes, espinas modificadas con origen epitelial, retráctiles, al final de la cabeza, en los lados justo debajo de la vertical de los ojos. El tamaño de estos ganchos nos da una idea de la edad pues es mayor en los machos viejos. Existe una variedad que presenta las aletas en forma alargadas, llamada Ancistrus con aletas de velo. La coloración va desde el negro hasta el marrón claro, con pequeñas manchas ocres sin disposición aparente. Se adaptan al entorno variando su coloración gracias a células retráctiles llamadas cromatógrafas, que tienen en piel y escamas. Posee también de 4 a 7 bandas ondulantes de color blancas en la piel, presentes y distinguibles incluso en su variedad albina. Tienen una esperanza de vida de  10 años.

 

Distribución

Su hábitat natural son los afluentes de ríos de curso rápido de la región amazónica, como el Trombetas, Tefé, Tapajós y Madeira, pero en mayor medida se encuentra en la cuenca alta del río Meta, en Colombia y en el Orinoco, en su curso medio, bajo y afluentes, en Venezuela. También habita en los lagos Maracaibo y Valencia, situados en ese mismo país.

 

Alimentación

En estado natural, el Ancistrus es omnívoro. En el acuario, se nutre de algas del mismo en un 80%, pero se le deben agregar proteínas larvas, escamas, gránulos y pastillas de fondo, así como también otros vegetales, como pepino, calabaza y lechuga. Su alimentación es preferible de noche, cuando desarrolla mayor actividad. Es absolutamente indispensable para su digestión, la presencia de celulosa, por lo que el acuario deberá tener un tronco de madera, del cual el pez pueda extraerla.

 

Reproducción

Los machos en cautiverio llegan a alcanzar los 14 cm, y las hembras no sobrepasan los 10. En la madurez sexual, los machos presentan unas ramificaciones bifurcadas en la región anterior de la cabeza, ausentes o muy pequeñas en las hembras. Puede reproducirse en acuario comunitario, con mejor resultado en agua ligeramente ácida y dureza baja. La hembra elige una cueva o caverna en tronco adecuada, con una sola entrada, y el macho la cuida para el desove. La puesta será de unos 60 a 100 huevos bastante grandes 2 a 2,5 mm, de color naranja, que eclosionarán a los 6 días. Cuando la hembra pone los huevos, es desplazada por el macho, quien se ubica sobre ellos ventilándolos con sus aletas para impedir el desarrollo de hongos. Tras la eclosión, el macho se aleja. Los alevines absorben el saco vitelino, y luego necesitan alimento de papillas o pequeño. Dependiendo de la dieta, los desoves se repiten cada 4 a 6 semanas.

 

Curiosidades

Los machos son territoriales, por lo que si no hay el espacio adecuado, no deben tenerse dos machos. Si el acuario es grande, con suficientes escondites para que cada uno de ellos pueda tener su territorio, y con suficiente alimento, las peleas no llegan a mucho. Aunque es preferible mantener un macho y dos o tres hembras. La agresividad aumenta en época de reproducción. Por lo general es una especie pacifica, que puede vivir perfectamente en acuario comunitario, siempre y cuando cuente con escondites para guarecerse de día. Cabe destacar que en un acuario comunitario, es el espécimen que menos problemas trae.