Ardilla roja

Sciurus vulgaris

Nombre común / Nombre científico

El nombre común es Ardilla roja , y el nombre científico es Sciurus vulgaris.

Descripción

Tienen un cuerpo que mide entre 20 y 30cm y una  cola que mide entre 15 y 25cm. Pesa de 250 a 340gr. Su pelaje es de color rojizo. Cuando llega el invierno aparecen unos penachos de pelos en las orejas. En sus patas anteriores o manos tiene 4 dedos mientras que en las posteriores tiene 5. No presentan dimorfismo sexual. No hiberna sino que se mantiene activa consumiendo lo que ha ido almacenando en el suelo y en diferentes oquedades de los árboles y las rocas. Desarrolla su actividad en los árboles aunque no duda en bajar de ellos para recoger alimento. También nada con soltura. Tienen una esperanza de vida de  3 a 7 años

Distribución

Viven en Europa y Asia, aprovechando las manchas boscosas coníferas y caducifolias. Es habitante habitual de los bosques de coníferas, aunque también está presente en otras formaciones arbóreas

 Alimentación

Desarrolla su actividad durante el día buscando y consumiendo frutos, semillas, cortezas e incluso insectos, huevos y aves. Se recomienda una dieta de Frutos secos: nueces, avellanas, piñones, castañas, etc., verduras y raíces: zanahorias, lechuga, batatas y, de cuando en cuando, huevos de codorniz y trocitos de pan duro.

 

Reproducción

El periodo reproductivo ocurre a fines del invierno, y en verano. Una hembra tiene dos camadas por año, usualmente con tres o cuatro cachorros, excepcionalmente seis. La gestación dura 38 a 39 días. Nacen desvalidos, ciegos, sordos, pesando 10 a 15gr su cuerpo se cubre de pelo a los 21 días, ojos y orejas abren después de 3 a 4 semanas, desarrollan su dentadura a los 42 días. Comienzan a comer sólido a los 40 días, y el destete a las 8 a 10 semanas.

 

Curiosidades

Esencialmente tímidas y muy activas, las ardillas comunes pueden llegar a comportarse como animales sumamente cariñosos y dóciles, si viven solos. Necesitan, no obstante, la oportunidad de realizar mucho ejercicio diariamente. A pesar de mostrarse fuertes y resistentes, pueden sufrir quebrantos graves de salud por falta de actividad o durante la etapa posterior a su captura hasta que se habitúan a la cautividad.