Gusano rey

Zophoba morio

Nombre común / Nombre científico

El nombre común es Gusano rey, y el nombre científico es Zophoba morio.

Descripción
Las zophobas son larvas de un género de coleópteros, son muy similares en su aspecto a las larvas de tenebrio, pero su tamaño difiere notablemente. Una larva de zhopoba en su máximo desarrollo puede llegar a medir 5cm, mientras que el tenebrio no supera los 3cm. También es más largo su ciclo, desde que sale del huevo hasta que se convierte en crisálida pueden transcurrir 3 meses o más, dependiendo de las condiciones en las que se mantengan. Por eso son un poco más caras que los tenebrios, pues es lenta su reproducción y a la mayoría de la gente que no las use con frecuencia, les sale más rentable comprar una tarrina que ponerse a criarlas. Su tamaño y sus poderosas mandíbulas inofensivas para nosotros aunque no tanto para nuestras mascotas, especialmente reptiles y anfibios de pequeño tamaño hacen que su uso como presa sólo se pueda recomendar para especies de reptiles de tamaño medio o grande

Distribución
Habitan sobre la madera muerta y provenientes de América del Sur y Central.

Alimentación
Se les pondrá un poco de fibra de coco, mantillo con fibra de coco, hojarasca, etc, para que mantengan la humedad y la larva no llegue a secarse y muera. Optativamente pueden añadirse otros elementos destinados a enriquecer en vitaminas y minerales la mezcla como germen de trigo, levadura de cerveza, polen... El espesor de esta capa de alimento debe ser de unos 5 cm.

Reproducción
Si ya disponemos de la primera casa para nuestras zophobas, ahora debemos conseguir escarabajos en condiciones de reproducirse. Para ello, seleccionaremos aquellas larvas de mayor tamaño y desarrollo, y las introduciremos individualmente en recipientes preparados para ello. Podemos utilizar los cartuchos de los carretes fotográficos, tarrinas de helado, pequeñas tarrinas de cebo de pesca... Los cartuchos de los carretes son lo que generalmente se usa. Practicaremos algunos pequeños orificios en su superficie, echaremos unos 3 cm. de substrato, un pequeño no hace falta que ocupe más que la larva trozo de vegetal y colocaremos en su interior una larva. Para unas necesidades modestas de zophobas, nos valdrá con seleccionar y obtener de 6 a 10 adultos. Colocaremos todos los recipientes dentro de una mayor que nos permita mantener humedad y temperatura en los parámetros fijados. No todas las larvas que seleccionemos llegarán a pupa. Hay que revisar los recipientes y sustituir los vegetales a diario. Si la larva que hay en su interior esta muerta reseca, recta hay que eliminarla, desinfectar el recipiente e introducir otra larva. Tras una o dos semanas es probable que las primeras larvas comiencen a pupar. Se sabe que una larva está comenzando a pupar porque cesa su actividad, y su cuerpo se enrolla longitudinalmente formando un ovillo. Las pupas, una vez formadas son grandes, de color blanquecino y similares a los tenebrios, su movilidad es muy escasa, pero se arqueará y realizará movimientos circulares cuando se la toca. Una vez verifiquemos la presencia de pupas debemos vigilar los recipientes a diario. Unas dos semanas después el tiempo varía según la temperatura de la pupa saldrá un imago escarabajo perfectamente formado y de color blanco y con su exoesqueleto blando. Entre 24 y 36 horas después de la eclosión su exoesqueleto se habrá endurecido y será ya de color negro. Es el momento de trasladarlo a un recipiente de puesta. Básicamente será idéntico a los de cría excepto porque la temperatura se situara entre 22º y 25º C y porque deberemos añadir un trozo de madera podrida previamente esterilizado sobre el cual los escarabajos depositarán su puesta. Dentro de los primeros 14 días tras haber introducido una pareja en el recipiente es de esperar que se produzca la puesta. Podremos ver las primeras larvas pasado un mes. Puesto que no siempre es fácil lograr que las larvas pupen, algunos separan de inmediato las pareja de escarabajo que ven copulando para introducirlas en un recipiente a parte y aumentar así el éxito en la crianza al reducir el canibalismo. Cada 2 meses es recomendable cribar el substrato, separar las larvas y reponer por substrato fresco. El trozo de madera, que es el que contiene los huevos, no se tocará hasta un mes después de la muerte del último escarabajo adulto que contuviese el recipiente, entonces se esteriliza de nuevo, se cribará el substrato para retirar las últimas larvas, desinfectaremos el recipiente de puesta, lo volveremos a montar todo y estará listo para una nueva puesta.

Curiosidades
No soportan el frío, así que debemos mantenerlas a una temperatura que oscile entre los 25-30ºC, óptimo 27ºC. A diferencia de los tenebrios, el canibalismo esta bien presente entre las larvas de las zophobas, deberemos realizar selecciones periódicas por tamaños, y retirar las larvas del recipiente de puesta trasladándolas a uno de cría tan pronto como su tamaño nos permita manipularlas. Las dos principales causas para la aparición del canibalismo son la superpoblación y la escasez de alimentos, si se presenta, ya sabemos lo que debemos corregir.