Criar canarios rojos

La cría de canarios rojos: una lección de genética

Solemos creer que los estudios de genética están restringidos a los laboratorios y a los científicos de bata blanca.  Pero no; un criador de canarios es un experto en esta materia, muchas veces aprendida por ensayo y error y otras, por boca de otros que ya experimentaron. El objetivo: mejorar la cría, la especie…

A medio camino entre el aficionado y el criador profesional, se encuentra Manuel Jurado, de Casariche, quién posee  toda la “ciencia” de la cría de modo natural del CANARIO ROJO y BLANCO,  su especialidad y gracias a su experiencia nos ofrece la posibilidad de conocer este mundo, cvv checking mezcla de maestría y técnica.

En origen, el canario es verde.  Gracias al saber hacer de los criadores y a la experimentación, con los cruces se han conseguido infinidad de variaciones de pluma.  La regla básica  a cumplir en este sentido  es que la misma  pluma no se puede mezclar: no pueden cruzarse macho y hembra de pluma rojo intenso ya que  tendrían crías débiles . Sin embargo, un rojo intenso con una nevada (pluma moteada de blanco) sí es una buena opción. Como segunda regla importante, es necesario conocer la historia de cada canario, quienes son sus progenitores (de ahí la máxima importancia del anillamiento y el registro de estas aves)  para conocer si son portadores de genes que puedan favorecer el nacimiento de crías de un color u otro; por ejemplo, si son amarillos pero son portadores de blanco (uno de sus progenitores era blanco) pueden dar crías blancas o amarillas”. He aquí las dos primeras lecciones de genética.

 

 

Cuando llega la época del emparejamiento, es un “puzzle” que hay que cuadrar para evitar la consanguinidad (sobre todo entre hermanos) y obtener mejores ejemplares. Es en esta época,  cuando hay que cuidar los detalles para obtener una genética, sana y variada.

“En primer lugar, hay que distinguir si son machos o hembras, algo que en esta especie no es fácil a simple vista; es necesario palparles el vientre para distinguirlos. La pluma pegada al cuerpo, sin sobresalir, que tenga el ala recta… son detalles en los que fijarse para pensar en obtener una línea de crías bonitas, con una buena pluma.  Después de contrastar gracias a la anilla que no tienen parentesco peligroso ya que daría lugar a mutaciones , es el momento de preparar el cortejo.  Utilizar jaulas de cría de 60 cm es lo ideal para cada pareja; estas jaulas se caracterizan por tener en medio una rejilla para que no entren en contacto durante mes o mes y medio: se oyen pero no se ven y de esta manera es más fácil que se encelen. En la cría NATURAL (sin artefactos o elementos artificiales que alteren la luz o calor natural) la época ideal en estas latitudes para quitar la reja y  juntar a las parejas es marzo ya que si todavía la temperatura no es la adecuada, los pájaros no suelen encelarse y el macho o no fecunda a la hembra  o ella no se deja “pisar” por lo que los huevos de esa puesta no serán fecundados.”

“Si todo va bien,  la postura suele ser de 4 a 5 huevos y aquí es de gran importancia la “condición” de la hembra; a veces ocurre, que deja de incubar al poco tiempo, o al nacer los polluelos no les alimenta.  Es importante  elegir a las parejas que crían bien para las siguientes puestas, ya que asegurarán la descendencia. Unos buenos reproductores son capaces de sacar adelante de 12 a 15 polluelos por temporada. Hay que elegir una línea de cría.De nuevo la selección genética vuelve a intervenir.

 



Aparte de escoger a los mejores, para obtener una buena línea, el clima es fundamental,  ya que  en una cría de modo natural (sin artefactos) como la que practica Manuel Jurado,  es muy necesario que el tiempo  sea benévolo;  si se diera una temporada  excesivamente seca, los huevos no eclosionarían ya que la humedad es imprescindible para que el polluelo crezca en el interior del huevo y no muera por falta de líquido.

Cuando hablamos de los mejores ejemplares y de conseguir la mejora genética es importante por un lado cuidar la alimentación de los animales y por otro estar al tanto de las posibles enfermedades y cuidados que necesitan (vitaminas, desparasitación interna y externa, cuarentena para pájaros nuevos). En caso contrario sería inviable lograr la mejora de la especie. Como curiosidad, destacar que los canarios blancos necesitan tomar vitamina A ya que su organismo no la genera ( por eso no tiene color)y la falta de esta vitamina puede ocasionarles la muerte. En cuanto a la alimentación es necesario un aporte equilibrado que habitualmente se consigue con la mixtura y la pasta de cría y  darles la posibilidad de ejercitar sus músculos y plumas en amplios aviarios. Y aunque parezca curioso hay que estar atentos a posibles problemas de obesidad en canarios y corregirlos a través de la alimentación (truco: sólo alpiste; no mixtura).

Una curiosidad más en cuanto a la selección natural: en la cría de Canarios  el sexo SÍ que importa  a la hora de darle el valor a los pájaros. La función del macho es la de ser cantor y algunos de ellos, por sus condiciones, buenos reproductores. Sin embargo las hembras están relegadas a la función de reproductoras, no cantan. Y si hablamos de pájaros mixtos (obtenidos de cruce entre jilguero y canario) que tienen la particularidad de ser estériles, el macho  está muy  bien considerado por su excelente canto, pero las hembras ni cantan, ni se reproducen, por lo que su función es exclusivamente de mascota o de adorno.

Y ¿cómo se aprenden estas lecciones? “Mercafauna, es una comunidad donde nos damos cita  gran número de aficionados a  la cría y es la principal fuente de inspiración para mí. Cada maestrillo tiene su librillo, pero escuchar a unos y otros, sus aciertos  y sus problemas,  anima a poner en práctica nuevas teorías  y  después compartir tus experiencia con los demás.”

Manolo Jurado, 9 años criando, 25 parejas, de 110 a 140 crías al año… demuestra  con su experiencia que la tradición  de la cría “natural”, enseñada de padres a hijos   unida a la puesta en práctica  (quizá de forma no consciente) de las leyes de la genética y de selección, ha conseguido darle un impulso a este tipo de cría, enriqueciendo el panorama de las especies criadas en cautividad para regocijo de todos los amantes de estas aves cantoras.

Honestidad, observación, y curiosidad por seguir aprendiendo dejan de relieve que hay futuro para esta afición.

1 Comentario a "Criar canarios rojos"

  1. Juan violante

    Muy bueno el articulo