Plan de vacunación gatos

¿Cuál es el plan de vacunación para gatos?

El plan de vacunación para gatos debe de ser elaborado de manera personalizada por nuestro veterinario de confianza, no obstante existen ciertas vacunas que son obligadas para todos los gatos y que por tanto, debemos de ponerle a nuestro pequeño.

Una vez que el gato es destetado deja de estar protegido contra las enfermedades. Esto ocurre entre los dos o tres primeros meses de vida, momento en el que se le debe de administrar la trivalente felina.

A las tres semanas de esta vacuna se le pondrá un refuerzo. Con esto se habrá cumplido con el programa obligatorio, aunque también se podría vacunar al cachorro contra la rabia y la leucemia. Si el gato va a ser un gato casero, que no va a salir de casa, seguramente el veterinario considere que no es obligatorio realizar estas vacunas. Pero si se trata de un gato que sale habitualmente a la calle, sí deberían de realizarse.

Cada una de estas vacunas tiene  dos dosis que se tienen que poner con unas semanas de intervalo en el medio. Antes de vacunar al gato, si no sabemos de dónde procede o no está debidamente controlado, es conveniente hacerle las pruebas de la leucemia y del VIH felino, ya que podría ser positivo.

A partir de aquí, cuando el gato cumple su primer año de vida se le administra el refuerzo de la trivalente felina y, en caso de ser necesario, el refuerzo de leucemia y rabia. La mayoría de los veterinarios piden a los dueños de gatos que acudan a vacunarlos cada año, aunque no hay una opinión única, ya que otros veterinarios son partidarios de las vacunas cada tres años.

Otros cuidados del cachorro

Además de vacunar al cachorrito de gato es necesario desparasitarlo, tanto de manera interna como externa. El método tradicional es mediante una pastilla o un líquido introducido mediante jeringa, pero esto puede ser realmente complicado en algunos casos. Para estos animales existen pipetas que pueden protegerlos tanto de parásitos internos como externos.

Si tu gato es reticente a dejarse poner las pipetas aprovecha para hacerlo en la consulta del veterinario o mientras duerme, aunque deberás de ser muy sigiloso y rápido, ya que en ocasiones pareciera que tienen un sexto sentido para detectar que se les quiere administrar algún tipo de medicación.

También puede ser efectivo machacar la pastilla y ocultarla en alguno de sus alimentos favoritos, como los patés, que con su olor fuerte y su sabor peculiar puede ocultar el gusto del medicamento.

0 Comentarios a "Plan de vacunación gatos"