Parásitos en las mascotas

¡Cuidado con los parásitos!

La llegada del buen tiempo trae consigo sol, días más largos y la posibilidad de salir a pasear con nuestro perro con más frecuencia. Pero también trae la proliferación de algunos parásitos como las pulgas, que durante el invierno están inactivos pero que una vez que llega el calor comienzan de nuevo a atacar.

Salir a dar un paseo al campo y volver con alguna pulga o incluso con una garrapata bien adherida a la piel no es algo poco frecuente, especialmente si no se toma ningún tipo de protección al respecto.

Las pulgas pueden alojarse en cualquier perro o gato, incluso si se trata de gatos caseros que no salen jamás de casa. Cuando caminamos por la calle, estamos en contacto con zonas en las que ha habido otros animales que tienen pulgas y tanto estas como sus huevos pueden acabar alojadas en nuestros zapatos.

Una vez en casa, nada más fácil que estos parásitos, ya sea adultos o una vez eclosionados los huevos que hemos portados, acaben en nuestra mascota y de paso también en las alfombras, sofás y colchones de la vivienda. Si no estamos prevenidos, en muy poco tiempo podemos tener una gran invasión de estos animales.

Tener parásitos en casa o implica falta de limpieza. Da igual cuánto se limpie porque las pulgas son muy resistentes y pueden esconderse en el interior de cojines y resistir incluso los baños normales de la mascota.

¿Cómo evitar los parásitos?

Lo mejor es evitar que las pulgas tomen posesión de la casa y para eso hay que empezar a tomar medidas antes de que comience a haber parásitos. Se recomienda que los animales que salen de casa usen pipetas antipulgas y garrapatas durante todo el año. Para las mascotas caseras la prevención puede limitarse a la primavera y el verano.

Cada marca de pipetas indica la frecuencia con la que deben de utilizarse para que sean verdaderamente efectivas y es muy importante no confundir las pipetas insecticidas que venden en los supermercados con las veterinarias.

Las de los supermercados solo previenen de picaduras de insectos, como una pulsera de citronela para humanos, pero para evitar pulgas y garrapatas debe de utilizarse una pipeta veterinaria anti parásitos

También es importante resaltar que las pipetas para perros y gatos son diferentes. De hecho, las de los perros resultan muy tóxicas para los gatos y podrían causarles daños importantes. Si conviven perros y gatos se recomienda separarlos varias horas tras administrar la pipeta para evitar que el minino pueda lamer al can.

0 Comentarios a "Parásitos en las mascotas"