Obesidad en mascotas

La obesidad en las mascotas

La obesidad en las mascotas es uno de los problemas de esta época en la que muchas veces tratamos a los animales como si fueran personas pensando que les hacemos un favor cuando, en realidad, les estamos perjudicando seriamente su salud. Del mismo modo que cada vez hay más personas con problemas de obesidad, que no de sobrepeso, también hay cada vez más perros y más gatos que sufren de lo mismo.

Consecuencias de la obesidad en las mascotas

La obesidad en las mascotas las hace más propensas a sufrir todo tipo de problemas:

-Problemas cardiovasculares. Al igual que ocurre con las personas, en los animales la grasa se acumula en las arterias y puede causar problemas circulatorios e incluso llegar a causar problemas en el corazón.

-Problemas endocrinos. El ejemplo más claro está en la gran cantidad de mascotas diabéticas que se detectan en las clínicas debido a que comen muchos dulces o comida humana rica en azúcares.

-Problemas digestivos. Un animal que está obeso normalmente es porque come también cosas que no debe. Por eso suele acabar con diarreas, con malas digestiones o incluso con vómitos. La comida humana nunca es la mejor opción para las mascotas.

-Problemas en la piel. Caspa o acné son las consecuencias en la piel de la obesidad, aunque también pueden venir por una sensibilidad a determinados alimentos. Es importante asegurarse de que el gato o el perro no es alérgico además de tener problemas de sobrepeso.

-Problemas en los huesos. Es habitual que un gato o un perro que están obesos acaben teniendo problemas en las articulaciones que les impidan correr o jugar como solían hacerlo. El exceso de peso hace que se desgasten los cartílagos y que aparezcan todo tipo de dolores.

Cuida su alimentación

Si tu mascota está en riesgo de convertirse en obesa lo mejor que puedes hacer por tu amigo es cuidar su alimentación y escoger un pienso que sea adecuado y de calidad. A continuación, debes de racionarlo para que solo coma la cantidad que necesita. Al principio puede ser duro, pero estarás haciendo lo mejor para su salud.

Si el animal tiene algún problema de salud es bueno que coma un pienso que esté pensado para ese problema en concreto, como pienso para estómagos sensibles, para animales diabéticos o para animales con problemas renales. No le des comida tuya ni le permitas que la robe. Por mucho que ponga caritas y trate de pedir se debe de evitar.

0 Comentarios a "Obesidad en mascotas"