Collares Antiladridos

Collares antiladridos para perros

Decir que los perros ladran es una obviedad, pero mientras que algunas razas son de por sí silenciosas, otras montan escándalo por cualquier cosa. El carácter del perro también influye y mientras que hay canes tranquilos y que obedecen al mandarlos callar, otros parecen enloquecer con un simple ruido o el paso de algún vecino.

Un perro que ladra demasiado cuando nunca lo ha hecho antes puede estar indicándonos que algo no va bien, pero ¿qué ocurre con esos perros nerviosos cuyos dueños no son capaces de controlar y que acaban generando graves problemas de convivencia con los vecinos?

Lo primero que hay que intentar es averiguar la causa de estos ladridos y tratar de actuar sobre ella. En muchos casos lo hacen por miedo (a los ruidos de los coches, a los ruidos de los propios vecinos, miedo a quedarse solos cuando nos vamos a trabajar…) Aquí se puede hacer necesaria la intervención de un etólogo que nos ayude a corregir estos problemas.

Pero en otros casos lo hacen porque simplemente se aburren o tienen un exceso de energía. El perro nos está indicando que necesita que le dediquemos más tiempo, que lo llevemos a jugar, a correr y a quemar toda esa adrenalina que le sobra.

Los collares anti ladridos pueden ayudar a corregir este problema en los perros con mayor rapidez, ayudando a evitar problemas de denuncias o incluso, en el peor de los casos, el abandono del animal.

¿Es peligroso un collar antiladridos?

Jamás recomendaríamos en esta página algo peligroso para una mascota y estos collares no son una excepción. Aunque son collares de aprendizaje mediante impulsos eléctricos (los más habituales, aunque también los hay con descargas de olor) estos son tan suaves que no hacen daño al animal, solo le producen una reacción.

Pero si te queda alguna duda puedes probarlos en tu mano o en tu brazo y verás que no se trata en absoluto de un método de castigo ni mucho menos doloroso. Son regulables y siempre hay que ponerlos a la mínima intensidad sugerida.

¿Cuándo se debe de usar un collar antiladridos?

Cuando el perro tiene un problema de ladridos, evidentemente. Pero es importante tratar de conocer la causa y utilizar el collar al mismo tiempo que se pone solución al problema que origina esos ladridos, ya sea ofreciendo más actividad al animal o tratando su problema de comportamiento con un experto.

¿Cómo se utiliza el collar antiladridos?

Es importante utilizar bien este tipo de collares antiladridos. Hemos dicho que no son peligrosos y no lo son… bien utilizados. El collar solo se tiene que usar con control de un veterinario o de un entrenador experto y jamás, JAMÁS, como única alternativa.

Es decir, si tu perro ladra porque se queda solo en casa, ponerle un collar antiladridos y dejarlo solo diez horas, incluso haciendo que el collar pueda aumentar de intensidad solo es una verdadera tortura para el animal. Habría que tratar ese problema de ansiedad por separación de otros modos, con los especialistas adecuados.

Utilizar el collar como parte de una terapia, con supervisión profesional, es la mejor manera de utilizar estos aparatos.

0 Comentarios a "Collares Antiladridos"

Deja tu comentario