Cepillos para mascotas

Tipos de cepillos para perros y gatos

Ahora que llega el calor muchas de nuestras mascotas comienzan a mudar el pelo, lo que hace que haya que cepillarlas con más frecuencia para conseguir que nuestra casa no acabe totalmente cubierta por un manto de pelos.

Pero, ¿qué cepillos son los más adecuados? ¿Existen diferencias entre unos y otros? Vamos a ver los modelos más vendidos y saber qué es lo que podemos esperar de ellos.

-Cepillo escarpidor. Se trata de un modelo de cepillos muy útiles en época de muda. El más conocido es el famoso Furminator, pero hay muchos otros igual de efectivos. Estos cepillos recogen una gran cantidad de pelo, pero tienen el defecto de que no solo se llevan el que ya está suelto, también pueden acabar arrancando algunos pelos más débiles.

Si bien es cierto que estos pelos acaban cayendo de igual modo, hay que tener en cuenta que este cepillo no se debe de usar con excesiva frecuencia. Un escarpidor está pensado para ser utilizado una vez a la semana en época de muda y cada quince días en periodos normales. Tampoco debe de utilizarse  si el animal tiene nudos ni con el pelo mojado, solo en pelambreras desenredadas y secas.

Los escarpidores valen para perros y gatos tanto de pelo largo como corto. Hay diferentes modelos para cada tamaño de animal y tipo de pelo.

-Cepillos de doble cara. Muy parecidos a los humanos, una parte tiene púas largas acabadas en bola y por la otra parecen un cepillo para la ropa. Son perfectos para perros y gatos de pelo largo, porque permiten desenredar con la parte metálica y cepillar con la más suave sin tirones ni molestias.

-Cepillos metálicos. Con púas metálicas dobladas en la punta, son perfectos tanto para perros con pelo medio como para gatos con pelaje normal. Recogen muy bien los pelos muertos y se pueden usar con frecuencia, aunque hay que tener cuidado de no rascar mucho la piel ya que pueden levantar caspas.

-Cepillos plásticos y manoplas. Estas son perfectas para perros de pelo corto y para gatos que no estén mudando el pelo o que tengan mucha caspa. Se pueden usar incluso todos los días ya que no dañan en absoluto la piel. Funcionan bastante mejor con perros que con gatos, aunque a todos ellos les encanta que los cepillen con este tipo de manoplas de púas gruesas  plásticas.

0 Comentarios a "Cepillos para mascotas"