Gallinas Ponedoras

Todo sobre las gallinas ponedoras

No solo las granjas que se dedican a la producción de huevos necesitan comprar gallinas ponedoras. En nuestro país hay una gran tradición de tener gallineros propios en casas rurales, en algunas ocasiones incluso con menos de media docena de ponedoras, orientados al autoconsumo. Estas gallinas suelen ser alimentadas de forma muy natural, aunque se le añada algo de pienso a su dieta, lo que hace que se produzcan huevos de un sabor excepcional.

Las gallinas ponedoras proceden de cruces de diferentes razas logrando de este modo ejemplares como la llamada gallina roja, una de las más populares en todo el mundo, capaces de poner una media de 320 huevos al año. Otro de los factores que influyen a la hora de elegir los cruces de gallinas es su carácter, ya que hay razas más salvajes y otras mucho más manejables, lo que las hace bastante más deseables.

Existen muchas variedades de gallinas ponedoras, algunas más populares que otras en función de la zona, el clima y también de las modas, las cuales también influyen en el mercado de las gallinas. Un ejemplo de estas modas lo encontramos en las gallinas de huevos azules, que ponen huevos de un tono verdoso o azulado y que se han vuelto muy populares en los últimos tiempos por su originalidad.

Algunas variedades de gallinas ponedoras no tienen una productividad tan elevada como otras, pero tienen un gran mercado porque su carne es excepcionalmente sabrosa. Se usan para la puesta durante un tiempo y a continuación como alimento ya que la carne de gallina es muy popular en algunas zonas de España, por encima incluso de la de pollo.

También se tiene en cuenta la salud de las gallinas. Por ejemplo, la raza de gallinas ponedoras negras tiene un excelente sistema inmunológico, lo que las hace ideales para ambientes un poco hostiles donde otros tipos de gallinas enferman con facilidad y tienen un alto índice de mortalidad.

Al comprar gallinas ponedoras en granjas y establecimientos especializados debidamente autorizados nos aseguramos de que los cruces que adquirimos son correctos, podemos conocer qué cantidad de huevos pueden poner como media al año y también otras características como su docilidad. Por eso es importante evitar la adquisición de estos animales entre particulares, especialmente si proceden de cruces caseros de los que se desconoce el origen.

Las gallinas ponedoras procedentes de granjas especializadas cuentan con las vacunas pertinentes y tienen todas las garantías de salubridad.

0 Comentarios a "Gallinas Ponedoras"

Deja tu comentario