Hamsters

Cuidados de los hamsters

Los hamsters son la mascota elegida por muchas familias para sus hijos debido a que no necesitan grandes cuidados ni atenciones. No es necesario proteger los muebles ni educarlos para que no arañen, como ocurre con los gatos y tampoco necesitan salir a pasear como los perros.

Además, no suponen una gran inversión, son muy baratos de mantener y permiten el grado justo de interactuación para que los niños se vean satisfechos sin que se aburran y acaben suponiendo una gran carga para los padres.

¿Qué tengo que llevarme a casa?

Una jaula, sustrato para el suelo de la misma, comedero, bebedero, una cama y un montón de juguetes. La jaula mejor cuánto más grande, ya que así el animal podrá corretear por ella tanto como desee. En las tiendas de animales te orientarán sobre tamaños y precios.

Lo mínimo que debe de haber en su interior es una rueda de ejercicio para poder correr, pero mejor si hay algunos juguetes más y si la jaula tiene dos pisos y rampas, entonces ya será el paraíso de tu hámster.

En cualquier caso piensa que cada día deberás de limpiar las cacas del animal y que una vez a la semana deberás de cambiar todo el sustrato del suelo de la jaula (normalmente se usa paja). Por supuesto, cada día hay que retirar los restos de comida y rellenar el bebedero con agua fresca.

Los hamster no necesitan bañarse, realmente no es muy recomendable hacerlo, pero si se mancha puedes limpiarlo con un pañito húmedo.

No todos los hamsters son iguales

Existen muchas razas diferentes de hamsters y es algo que debes de tener en cuenta antes de comprarlo. Mucha gente se deja llevar solo por su apariencia física, pero lo cierto es que también hay diferencias en el carácter. Algunos animales son más sociables que otros, aunque todo va a depender del tiempo que emplees en interactuar con él.

Los hamsters sirios son muy populares ya que tienen muy buen carácter, son dóciles, no suelen morder y además tienen un tamaño grande, lo que facilita poder cogerlos y jugar con ellos, especialmente a los niños pequeños.

Los niños no deben de jugar jamás con su hamster sin un adulto hasta que no tengan edad suficiente para hacerse responsables, ya que sin querer podrían lastimarlo. No hay que olvidar que son animales muy pequeños y  muy frágiles.

 

0 Comentarios a "Hamsters"